26 de septiembre de 2017

Clarea


Levantó una piedra y había tantos…
Muchos. Miles.
Apartó una hoja y había tantos…
Muchos. Todos.
Cerró los ojos y brillaron juntos…
Horas. Años.
Apretó los labios y cantaron juntos…
Horas. Siempre.
Estiró su mano y tocó el cielo…
Alto. Lejos.
Respiró hondo y se llenaron de vida…
Altos. Eternos.

Apoyó la piedra.
                Acomodó la hoja.
                               Abrió los ojos.
                                               Recogió su mano.
                                                               Respiró todos los aires que trajo el día…
… y despertó.
mjs

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Siempre y cuando sean productivos tus comentarios serán bienvenidos!